El edificio de las Casas Consistoriales, situado frente a la Catedral y al poniente de la Plaza de Santa, ocupa el solar del antiguo Cabildo de la Isla (del siglo XVI), un edificio gótico-renacentista que se incendió en 1842, y que podemos ver en el dibujo de un joven Pérez Galdós.

El edificio actual, de planta rectangular, tiene cinco pisos, incluyendo el entresuelo y un ático de reciente construcción. La fachada principal presenta un primer cuerpo porticado con nueve vanos y almohadillado. En las plantas altas se destaca el cuerpo central de la planta noble con pilastras de orden gigante, así como la proporción vertical y mayor luz de sus huecos.

Al patio se accede desde la galería baja por una puerta lateral, a él se abren las galerías superiores por medio de ventanas de guillotina.

Tras el traslado de las Oficinas Municipales al barrio de Ciudad Jardín, este edificio sólo se utiliza para actos representativos, así como para algunas oficinas y aulas municipales. En el 2010 finalizó la última rehabilitación a la que ha sido sometido.