|   
  • 12.06.2009

    Autor: estodotuyo

    La mejor forma de ayudar es tomarse en serio el Patrimonio. Que después de visitar un sitio histórico, las condiciones del lugar sean las mismas que las que nos encontramos al llegar. O mejores incluso.

    Como recomendaciones generales hay que decir que debemos evitar dejar basura o cualquier huella de nuestro paso, pues así podríamos privar a otras personas de aquello que nosotros disfrutamos. En los yacimientos arqueológicos no debemos subirnos a las construcciones, ni recoger materiales arqueológicos o remover la tierra. Se trata de bienes muy frágiles, donde cualquier alteración puede alejarnos de su conocimiento.

    En especial se recomienda disfrutar de la visita, aprender y aprovechar la oportunidad para hacernos preguntas sobre cómo fue nuestro pasado a través de aquellos testimonios que han llegado hasta nosotros superando el paso del tiempo.

    Para cualquier comunicado, denuncia o sugerencia referente a los bienes culturales de Gran Canaria, rellena el formulario de denuncias.