|   
  • Arquitecturas para almacenar el agua

    Los depósitos de almacenamiento de aguas constituyen un grupo de bienes patrimoniales interesante y abundante, con una gran variedad de arquitecturas.

    Estanques, pozas y aljibes

    Para regular el agua de riego procedente de minas, acequias, pozos, etc., se construyeron, desde los primeros años de la Colonización, pequeños estanques y albercas o albercones, tanto con muros de mampostería ordinaria como del barro. Se aprovechaban oquedades naturales o artificiales del terreno a fin de evitar costosos muros de contención.

    Muy curiosos y únicos son los estanques-cueva de Gran Canaria. Oquedades perforadas en capas de materiales volcánicos piroclastos (tobas), impermeables y fáciles de excavar, que abunda por las medianías y cumbres del barlovento insular.

    Las maretas, estanques de barro y presas

    Los grandes cambios del ciclo económico puertofranquistra de finales del siglo XIX y principios del XX, donde la agricultura de exportación necesitaba almacenar grandes volúmenes de agua, propiciaron la construcción de nuevas obras hidráulicas, como los grandes estanques de mampostería, con capacidad variable entre los 50 y los 1440 m³, denominados maretas.

    Destacan los estanques de planta circular, en hormigón armado, construidos en las zonas bajas del Norte, cultivadas de plataneras, aprovechando la oferta mercantil del puerto franco.

    Y por último, a partir de finales del siglo XIX, se proyectaron las presas, y se generalizaron a mediados del XX. En su mayor parte con muros de arco, en mampostería hidráulica con paramentos de sillería natural o artificial en su caso. La primera gran obra, la presa del Pinto en Arucas, representa un ejemplo de la ingeniería académica en este tipo de obra. A esta siguieron otras, a principios del siglo XX, como las de Las Garzas, El Calabozo, Mondragones, en Guía. Luego, entre 1950 y 1970 comenzaron a construirse las grandes presas de hormigón y de materiales sin trabar, en los barrancos del Oeste y Sur, siendo la de Soria la de mayor capacidad.

    Agradecer a Juan Ramón Rodríguez y de Ricardo Vega el cedernos el uso de sus fotografías para ilustrar este artículo.

    También te puede interesar:

  • Artículo anterior

    Artículo siguiente

  • 1 Comentario

    1. Muy interesante la historia que tienen estos depósitos de almacenamiento , me llama la atención los estanques de cueva de gran canaria, perforadas en capas de materiales volcánicos muy buena informacion.

      Saludos Cordiales

  • Escribe un comentario

    Por favor intenta mantener tu opinión relacionada con la anotación y no usar insultos, agresiones o faltas de respeto. En caso de no hacerlo tu comentario podría ser borrado.

  • Nombre (requerido):

    Email (requerido):

    Website:

    Tu comentario: