|   
  • El Parque de San Telmo

    El Parque de San Telmo tiene gran importancia histórica ya que fue el emplazamiento de la muralla norte de la ciudad, que se mantuvo en pie hasta el siglo XIX y de cuya presencia se conserva el Castillo de Mata (subiendo por la calle Bravo Murillo). Este parque se emplazó en este lugar para recibir a viajeros y navegantes, ya que también junto a las murallas se levantó el primer muelle que tuvo la ciudad.

    La ermita de San Telmo, con uno de los retablos más bellos de la isla de Gran Canaria, es un ejemplo de arquitectura mudéjar con portada gótico-renacentista.

    La primera ermita de San Pedro González Telmo se fundó en el siglo XVI y fue destruida en 1599 con el ataque del corsario Pieter van der Does, iniciándose su reconstrucción en 1604.

    La ermita fue lugar de oración y sede de la cofradía del gremio de los mareantes o marineros, además de su lugar de entierro. Hoy es la iglesia parroquial de San Bernardo y está declarada como Bien de Interés Cultural.

    El edificio es de planta rectangular con dos crujías longitudinales. La mayor está ocupada por la nave de la iglesia, que se cubre a dos aguas, y el presbiterio, de mayor altura y a tres aguas.

    De gran interés es el arco fajón decorado, sus artesonados mudéjares, así como el retablo mayor, de estilo barroco, y los paneles policromados que decoran el interior.

    Al noroeste del parque se sitúa el espléndido quiosco Modernista proyectado en 1923por Rafael Massanet y Faus, con planta octogonal de lados desiguales alternados. Se remata con una cúpula levemente apuntada.

    Se trata de una pequeña joya del estilo modernista de Las Palmas de Gran Canaria, con profusa y colorida decoración en la que resaltan las guirnaldas de frutos junto a los azulejos y mosaicos, en este caso, importados. En la actualidad, el kiosco continua abierto y ejerciendo su función de cafetería.

    El quiosco de la Prensa (antes de Flores, proyectado por Eduardo Laforet en 1926) se sitúa al suroeste del parque. De planta poligonal, tiene la “fachada” al público retranqueada y rodeada por un pórtico de columnas clásicas con arcos en gablete gótico.

    También te puede interesar:

  • Artículo anterior

    Artículo siguiente

  • Escribe un comentario

    Por favor intenta mantener tu opinión relacionada con la anotación y no usar insultos, agresiones o faltas de respeto. En caso de no hacerlo tu comentario podría ser borrado.

  • Nombre (requerido):

    Email (requerido):

    Website:

    Tu comentario: