|   
  • Andamana. Un antes y un después en la historia de Gran Canaria.

    Empezamos con este artículo una serie dedicada a personajes destacados de la historia de Gran Canaria.

    En el último tercio del siglo XIV estaba Gran Canaria dividida en diez distritos independientes, llamados Gáldar, Telde, Agüimes, Tejeda, Aquejata, Agaete, Tamaraceite, Artebirgo, Astiacar y Arucas, mandado cada uno por un jefe, que no rendía a ningún otro vasallaje.

    En el cantón de Gáldar, que era entonces el más rico y populoso de la isla, vivía una joven de rara hermosura, de singular talento y de grandes virtudes, que lentamente había llegado a adquirir en la isla una reputación envidiable.

    Todas las cuestiones arduas, las desavenencias, las enfermedades, los fenómenos meteorológicos, la adivinación del porvenir… se hallaban bajo el dominio de Andamana.

    Nadie dudaba que estuviese inspirada por la divinidad. Ella misma fomentaba esta creencia con su conducta reservada, su lenguaje sibilítico y sus frecuentes éxtasis, durante los cuales pretendía estar en comunicación con los espíritus.

    Tales hechos contribuyeron a formarle una aureola de gloria, de respeto y veneración, que por muchos años contuvo la malevolencia de aquellos que se complacían en ridiculizar sus acciones, burlándose de sus pretendidas visiones, lo cuál llegó por fin a ofender a Andamana.

    Entre los muchos guerreros que la respetaban y aspiraban a su mano, había uno llamado Gumidafe, jefe del cantón de Gáldar, que se distinguía entre todos por su reserva, su influencia y su indómito valor. A éste, pues, resolvió unirse, con la oculta intención de extender luego su dominio sobre los nueve cantones restantes, y vengarse así de sus detractores.

    La hermosa y simpática isleña consiguió formar el núcleo de un ejército, que luego dominaría la isla.

    Sus planes, aunque lentos, surtieron efecto: de cantón en cantón los dos esposos pasearon su falange victoriosa, sin que los jefes, hasta aquel momento independientes, se atrevieran a resistirles. Unos con promesas, otros con halagos, y los más, seducidos por el genio y la belleza, se fueron sometiendo sucesivamente al yugo de la discreta y afortunada Andamana.

    Al morir ambos esposos, legaron intacta la dignidad real y el dominio absoluto del país a su hijo Artemi Semidán, célebre por la victoria que alcanzó sobre Juan de Bethencourt en las playas de Arguineguín, lo que dio a la isla el título de Grande y que ha conservado hasta el presente.

    Leer artículo completo en www.bienmesabe.org

    También te puede interesar:

  • Artículo anterior

    Artículo siguiente

  • 5 Comentarios

    1. Adrián
      23.03.11

      Vaya sabía que Andamana y Gumidafe habían conseguido unificar Gran Canaria , pero desconocía que fueran 10 los poblados con sus reyes independientes lo que existían por esa época , y tampoco conocía que hubiera sido así algo más que añadir a mis conocimientos sobre la historia de Gran Canaria , sin duda un gran artículo de la Historia de Gran Canaria. Saludos.

    2. 23.03.11

      Jo! Pues qué bueno que te haya parecido tan interesante Adrián! :-)

    3. Juan Francisco Arencibia
      11.04.11

      El poder de la mujer siempre a existido.No conocía la historia,me a gustado mucho

    4. 11.04.11

      Cuánta razón Juan Francisco… Me alegra saber que te ha gustado! :-) La verdad es que hay un montón de capítulos interesantes en nuestra historia y que son poco conocidos…

    5. laureano guillen
      27.07.12

      Aun no entiendo como con lo rica que es nuestra historia y la fascinación que ejerce sobre los que la van conociendo no sea una asignatura mas de
      las que haya que aprender, nuestros hijos no saben nada del porque y como hemos llegado a aquí…y seria muy bonito que cualquier extranjero les pregunte y solo contar un poco les ocurra como a mi y por la fascinación que tiene se involucren para estudiarla también, saludos a los que aporten su grano de arena histórico.

  • Escribe un comentario

    Por favor intenta mantener tu opinión relacionada con la anotación y no usar insultos, agresiones o faltas de respeto. En caso de no hacerlo tu comentario podría ser borrado.

  • Nombre (requerido):

    Email (requerido):

    Website:

    Tu comentario: