|   
  • Rincones del Atlántico. Una publicación excepcional.

    Hace poco salió a la luz un nuevo número de Rincones del Atlántico. Genial publicación. Una de las mejores joyitas que podrán encontrar en quioscos y librerías que versen sobre Canarias. Garantizado.

    Rincones del Atlántico es una publicación de periodicidad anual en formato libro-revista (29.7 cm x 22.5cm), a todo color, y con una fuerte apuesta por la calidad tanto en la presentación como en los contenidos.

    El primer número de Rincones del Atlántico vio la luz a mediados de Diciembre de 2003, y nace gracias a la colaboración y participación desinteresada de muchas personas enamoradas de esta tierra y cuyo sentir aun no ha sido apagado por el escepticismo y la indiferencia.

    Rincones del Atlántico se ocupa de la difusión del conocimiento, la valorización y la protección del patrimonio natural y cultural, principalmente en el medio rural, en el ámbito de las Islas Canarias y también sobre la Macaronesia, (bien de manera general o particular de estos archipiélagos vecinos y hermanos), desde una perspectiva cultural, humanista, ética y constructiva, ofreciendo alternativas para un desarrollo armónico, racional y perdurable de éste, siempre desde el respeto y la mejora de nuestro medio ambiente.

    Nuestras Islas están llenas de tesoros, tesoros que están más cerca de lo que pensamos, algunos desconocidos para muchos de nosotros y que están ahora más que nunca en grave peligro y que debemos proteger para que no nos los destruyan y desaparezcan para siempre.

    Con motivo de la salida a la luz del último número Faustino García Márquez ha redactado un precioso artículo del que extraemos sólo el comienzo. Leer artículo entero en Canarias Ahora.

    Hace 50 ó 60 años, en una época que mis irrespetuosos nietos ubican más o menos en el Jurásico Superior, la ropa tenía la condenada manía de encoger al lavarla.

    Y había que lavarla muchas veces, no solo porque entonces el mundo estaba lleno de tierra y barro y matos y bichos y otras cosas maravillosamente sucias, sino porque esa ropa tenían que heredarla, entre amulamientos y rezongos, nuestros hermanos menores.

    Para contrarrestar la merma, nos la compraban bien grande, y los primeros meses íbamos flotando dentro de nuestras camisas de popelín y teníamos que apretarnos el cinturón hasta la asfixia para evitar imprevistos deslizamientos pantaloneros.

    Lo que no sabíamos entonces es que el mundo, nuestro mundo, también encogía, y que ese mundo también tenían que heredarlo nuestros nietos y los nietos de nuestros nietos…

    La revista además se puede consultar en su página web y cuenta con un perfil en Facebook. ¿Qué más se puede pedir?

    También te puede interesar:

  • Artículo anterior

    Artículo siguiente

  • 3 Comentarios

    1. 31.08.10

      Ya está en mis manos el formato papel. La versión web no le hace justicia. Imprescindible en cualquier biblioteca particular.

    2. 31.08.10

      Totalmente de acuerdo. La versión en papel es una delicia!

    3. 01.09.12

      estoy total mente deacuerdo con ests chiicos claro que sii

  • Escribe un comentario

    Por favor intenta mantener tu opinión relacionada con la anotación y no usar insultos, agresiones o faltas de respeto. En caso de no hacerlo tu comentario podría ser borrado.

  • Nombre (requerido):

    Email (requerido):

    Website:

    Tu comentario: