|   
  • Van der Does: El desembarco.

    Continuando con la historia publicada hace algunos días, decir que la misión de llegar a tierra por parte de las tropas de Van der Does, fracasó hasta en tres ocasiones, debido a la fuerte y constante resistencia de la artillería y la buena estrategia defensiva planteada por las milicias, allí dónde el desembarco era más probable.

    La ermita de Santa Catalina (ahora perteneciente al conjuto del arquitectónico del Pueblo Canario) estaba dispuesta justo en la zona elegida para el cuarto y último intento de desembarco de las tropas holandesas.

    Este lugar fue escogido debido a su fuerte oleaje y a las abundantes bajas, lo cual hacía pensar que no era un punto muy apropiado para un desembarco en caso de darse el caso. Eso mismo causó que se tratase de uno de los pocos sitios de la costa que carecía de trincheras y defensas.

    El mismo Van der Does se desplazó a tierra en una de las lanchas y al ser descubierto por el Capitán D. Cebrián de Torres de la Vega, éste se adelantó y le atacó a pecho descubierto causándole tres heridas, pero lo hombres de Van der Does llegaron a tiempo y dieron muerte al capitán.

    La superioridad numérica y el mejor equipamiento militar de los holandeses frente a los milicianos mal armados, propició la victoria de los primeros consiguiendo la retirada de las milicias.

    Las piezas de artillería de la fortaleza de Santa Catalina protegían la marcha de las tropas canarias hasta el interior de la muralla, dejando en manos del invasor construcciones a extramuros; como el hospital de San Lázaro y la ermita de Santa Catalina, siendo estos saqueados e incendiados.

    A día de hoy, la ermita de Santa Catalina aún permanece bajo el diseño realizado por Néstor Martín Fernández de la Torre para el conjunto del Pueblo Canario creado en 1937 y que su hermano Miguel llevaría a cabo en 1939.

    Leer el siguiente capítulo.

    También te puede interesar:

  • Artículo anterior

    Artículo siguiente

  • Escribe un comentario

    Por favor intenta mantener tu opinión relacionada con la anotación y no usar insultos, agresiones o faltas de respeto. En caso de no hacerlo tu comentario podría ser borrado.

  • Nombre (requerido):

    Email (requerido):

    Website:

    Tu comentario: