|   
  • Historia del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

    Los antecedentes del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria se remontan casi al mismo inicio de su historia. La capital grancanaria, fundada en 1478, pronto destacó por su capacidad para aglutinar culturas. Así, ya en el siglo XVI, distintas historias aluden a la residencia de italianos en la ciudad, y a su afición a los  bailes de máscaras.

    La primera referencia directa al Carnaval se localiza en 1574, con el baile de máscaras y disfraces celebrado en la casa del canónigo Pedro León, y con motivo del matrimonio de Matías Cairasco.

    El Carnaval se mantendrá en lo sucesivo en un entorno familiar y vecinal, en el que contrastan los disfraces y máscaras de los salones más adinerados con las sábanas de los barrios más humildes. Ya por entonces se realizaban los primeros desfiles o paseos con música y la quema de voladores. Aunque la fiesta debía parar a medianoche, porque la Inquisición ya impuso una primera limitación justificada en motivos religiosos.

    La fiesta vive su primer salto importante a mediados del siglo XIX, con la aparición de instituciones socio-culturales con capacidad para convocar fiestas con motivos diversos, complementadas por las primeras cabalgatas de carrozas y carros alegóricos acompañados por las máscaras. Es la época del Círculo Mercantíl, el Gabinete Literario o el Club Las Palmas.

    Ya en el siglo XX la aparición de instituciones como El Club Naútico o el Club Victoria amplian el mapa carnavalero a la zona Puerto. Allí, a la vera del Puerto de La Luz y de Las Palmas se levantó, en el barrio popular de La Isleta, la clave para la conservación del Carnaval en plena dictadura franquista. Así, la cita se enmascaró bajo la denominación de fiestas de invierno. Los vecinos la mantuvieron viva de manera clandestina, en convocatorias que casi siempre albergaron los clubes sociales y deportivos más señalados.

    El Carnaval moderno no cobró su dimensión actual hasta el año 1976, con la llegada de la Democracia. Antes aún de que se aprobara la nueva constitución española de 1978.

    También te puede interesar:

  • Artículo anterior

    Artículo siguiente

  • Escribe un comentario

    Por favor intenta mantener tu opinión relacionada con la anotación y no usar insultos, agresiones o faltas de respeto. En caso de no hacerlo tu comentario podría ser borrado.

  • Nombre (requerido):

    Email (requerido):

    Website:

    Tu comentario: